Descripción del proyecto

Enfermedad Vascular

¿Qué es?

Es un problema en los vasos sanguíneos que hacen circular la sangre por el cerebro. Puede ser de dos tipos:

Algo, en un vaso sanguíneo, obstruye el paso de la sangre y limita el suministro del necesario oxigeno a ciertas áreas del cerebro.
Un vaso sanguíneo se rompe y entonces la sangre, en lugar de irrigar el cerebro y oxigenarlo, se derrama en el tejido cerebral y, al acumularse, ejerce sobre éste una cierta presión y lo daña, además de que la sangre, al no llegar a todas las áreas a donde debe, deja de suministrarles el oxigeno que éste requiere para funcionar.

En ambos tipos de EVC, la falta de oxigenación de ciertas áreas del cerebro provoca que las neuronas dejen de funcionar y el paciente puede presentar, desde cefalea, nausea y vómito, hasta alteraciones en el lenguaje o la visión, debilidad en la mitad del cuerpo y pérdida de la sensibilidad, o falta de control o coordinación motora, así como alteraciones de la conciencia, o incluso un infarto cerebral.

Estos signos de alarma pueden durar sólo unos cuantos minutos y luego desaparecer, o pueden preceder a un EVC de mayores consecuencias y requieren atención médica inmediata. Un evento vascular cerebral es una emergencia médica. Cada minuto cuenta cuando alguien está sufriendo un EVC. Cuanto más tiempo dure la interrupción del flujo sanguíneo hacia el cerebro, mayor es el daño. La atención inmediata puede salvar la vida de la persona y aumentar sus posibilidades de una recuperación exitosa.

Posibles causas:

1.Obstrucción o isquemia cerebral (80%)
Coágulo de sangre (embolia), o acumulación de ciertas sustancias en las paredes de los vasos sanguíneos.
2. Hemorragia (20%)
Se revienta un vaso sanguíneo o un aneurisma (abombamiento de un vaso sanguíneo), generalmente por
hipertensión arterial o alguna malformación arteriovenosa cerebral.

Lo que ofrece Neurología Segura

Cuando la Enfermedad Vascualr Cerebral está asociada a una hemorragia, en Neurología Segura
ofrecemos una alternativa de mínima invasión, tanto para la localización precisa del derrame (mediante
Tomografía Axial Computarizada (TAC), como de la remoción del hematoma, a través de una técnica de
creaneotomía denominada “Keyhole“, con apoyo de un endoscopio.
Este procedimiento se lleva a cabo con el paciente bajo los cuidados y la vigilancia de un equipo de
médicos especialistas en cirugías de padecimientos cerebrales, por lo que el paciente tiene siempre las
máximas posibilidades de tener un tratamiento exitoso.

Experiencia de Neurología Segura

Con la cirugía mínima invasiva, en Neurología Segura hemos logrado una tasa éxito del 98% de los casos,
a lo largo de 15 años utilizando la cirugía mínima invasiva, con lo cual el tiempo de estancia hospitalaria y los costos de la misma se aminoran.
Luego del procedimiento, la recuperación del paciente será más o menos completa dependiendo de su
propia capacidad para rehabilitarse, lo cual siempre está muy relacionado con la prontitud con que haya
recibido la atención.

DESCARGAR TRÍPTICO
Ver vídeo