Descripción del proyecto

¿Qué es?

La columna vertebral está compuesta de 33 huesos llamados vértebras, las cuales tienen un orificio y se encuentran separadas por discos de cartílago que sirven para permitir que estas tengan cierta movilidad sin que se rocen entre sí.

Alineadas las vértebras unas sobre las otras, conforman la columna vertebral y sus orificios forman el canal medular (por donde pasa la médula espinal).

En el espacio entre una vértebra y otra, se forman los forámenes (conductos) por donde salen los nervios hacia el resto del cuerpo, para traer los estímulos sensitivos y llevar los estímulos motrices.

Los discos intervertebrales están formados por un núcleo gelatinoso, rodeado de un anillo fibroso, el cual, ante ciertas circunstancias, puede reventarse, dejando salir su material gelatinoso, formándose así la hernia de disco.

Cuando se forma una hernia de disco, tanto el anillo fibroso, como el núcleo gelatinoso, pueden invadir, ya sea el canal medular, o los forámenes, comprimiendo y lesionando los nervios que por ahí pasan.

Los síntomas incluyen:

  • Dolor en la región de la columna donde se encuentra la lesión
  • Dolor irradiado y entumecimiento
  • Debilidad y pérdida de la sensibilidad, en las áreas hasta donde llega el nervio afectado.

Posibles causas :

  1. La principal, la degeneración del disco, asociada al proceso normal de envejecimiento
  2. Sobreesfuerzo de los músculos de la espalda
  3. Movimientos repetitivos de flexión y extensión del tronco, asociados a la profesión o al deporte
  4. Sobrepeso corporal
  5. Predisposición genética

Las hernias discales son con mucho más frecuentes en la región lumbar (L5 -S1 o L4 – L5), por lo que estas suelen ser la causa más frecuente de dolor en la espalda baja, especialmente en pacientes de 30 a 50 años de edad.

Lo que ofrece Neurología Segura

Cuando  un disco se ha herniado, en  Neurología Segura  ofrecemos  una  alternativa quirúrgica de mínima invasión para la remoción de la parte de del disco que está comprimiendo algún nervio. Este procedimiento se denomina microdiscectomía, y se realiza  a través de una pequeña incisión en  la espalda y  con la ayuda de un microscopio. Esto facilita una  recuperación muy rápida lo cual, a su vez, se traduce en una corta estancia hospitalaria, que conlleva un importante abatimiento de los costos.

Experiencia de Neurología Segura

Con la cirugía mínima invasiva, en Neurología Segura hemos logrado una tasa éxito del 98% de los casos, a lo largo de 15 años de práctica.

Descargar PDF
Ver vídeo