Dolor Facial Crónico. ¿De qué se trata?

Si bien un dolor crónico se define como aquél que dura más de 3 meses, esta definición no es útil en el dolor orofacial y el dolor de cabeza.
Share on facebook
Share on pinterest
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp

¿Qué vas a aprender en este artículo?

¿Qué es el dolor facial crónico?

Para que se considere un dolor crónico en estas áreas, debe ocurrir durante más de 15 días al mes y que dure más de 4 horas diarias durante al menos los últimos 3 meses. Esta definición es con la finalidad de excluir algunos dolores periódicos de corta duración que a menudo se repiten en la cara y la cabeza, pero que no son esencialmente crónicos.

¿Cuáles son las causas y cómo se trata el dolor facial crónico?

Los síntomas y síndromes crónicos representan un desafío importante para la medicina: son comunes, a menudo persistentes y pueden causar desordenes emocionales, discapacidad y gasto innecesario de recursos. El desafío es aún mayor en el caso del dolor orofacial debido a las diferentes disciplinas y especialistas que pueden atender esta zona anatómica (dentistas, neurólogos y neurocirujanos, otorrinolaringólogos, algólogos, cirujanos maxilafaciales, etc.). Existe una gran variedad de causas de dolor facial crónico, las principales se mencionan a continuación:

Causas dentales y bucales

El dolor dental generalmente es agudo, aparece en un solo laso, se localiza dentro de la boca y puede estar relacionado con uno o varios dientes. Se requiere una buena exploración de los dientes, la encía y los tejidos blandos de la mucosa oral. Si se identifica alguna causa de dolor dental, los pacientes deben buscar atención temprana.

Sinusitis maxilar

Una sinusitis aguda es causada con mayor frecuencia por virus o bacterias, pero puede ocurrir después de una infección dental o después del tratamiento de molares, especialmente extracciones. Los procedimientos quirúrgicos dentales pueden resultar en sinusitis con fístula manifestada con secreciones por nariz y boca. La fístula debe ser cerrada por cirujanos orales/maxilofaciales y luego tratada como cualquier sinusitis maxilar.

Trastornos de las glándulas salivales

Los tumores, el bloqueo de los conductos y las infecciones de las glándulas salivales también provocan dolor que puede ser intermitente y característicamente ocurre justo antes de comer. Si el dolor es causado por un cálculo en el conducto, el flujo de saliva será lento o ausente. Los estudios de imagen y la ecografía son útiles para que los cirujanos orales/maxilofaciales ofrezcan un tratamiento.

Trastornos temporomandibulares

La causa no dental más común de dolor facial son los trastornos temporomandibulares. Afectan del 5 y el 12% de la población comúnmente de los 20 a 40 años. La forma más común es un dolor de inicio agudo que a menudo se relaciona con una apertura de la articulación prolongada (por ejemplo, un tratamiento dental o un traumatismo).  El dolor muscular es la causa más común y, a menudo, involucra tanto a los músculos de la masticación como del cuello. El manejo puede incluir una férula, fisioterapia, medicamentos, modificación de la dieta, atención psicológica y la cirugía.

Dolor postraumático/odontalgia atípica

Los traumatismos en los huesos faciales y varios procedimientos dentales pueden provocar dolor neuropático. En los casos de lesiones de origen dental, a menudo hay antecedentes de un mal manejo de la anestesia al momento del procedimiento. En otros casos, no se puede identificar un traumatismo claro y, sin embargo, el dolor se localiza muy claramente en el área dental; esto se ha denominado odontalgia atípica. Actualmente, el manejo es como el de otros dolores neuropáticos, pero existe un alto porcentaje de fracaso.

Síndrome de boca ardiente

El síndrome de la boca ardiente es una enfermedad poco frecuente que se caracteriza por ardor en la lengua y otras partes de la mucosa oral en la que no se encuentran causas médicas o dentales. Las causas incluyen candidiasis oral, lesiones de las mucosas, trastornos autoinmunes y efectos secundarios farmacológicos. Las pruebas neurofisiológicas, las biopsias y la resonancia magnética sugieren que se trata de un trastorno de las fibras nerviosas periféricas. El pronóstico es malo y solo un pequeño número de casos se resuelven por completo.

Neuralgia del trigémino y sus variantes

Las características clínicas de la neuralgia del trigémino se abordan en nuestro artículo (enlace página pilar).

Los pacientes con dolor orofacial a menudo tienen otras comorbilidades, como depresión y dolor crónico en otros lugares por lo que se necesita un enfoque psicológico para un manejo exitoso del paciente. El dolor orofacial es un reto médico debido a la gran variedad de diagnósticos y a la rareza de estas entidades particularmente desafiantes. Debido a la dificultad de diagnosticar correctamente los padecimientos de dolor facial crónico, es importante que estos pacientes sean referidos a centros especializados.

¿Te resultó útil esta información?

Ayúdanos a compartirla para que llegue a las personas que pueda serle útil.

Puedes enviarla fácilmente a través de WhatsApp.

Recuerda que compartir información  es otra forma de ayudar.

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
¿Te gustó? Déjanos tus comentarios
¿Necesitas ayuda? Abrir Whatsapp