Importancia de no automedicarse al padecer neuralgia del trigémino

El tiempo que transcurre entre el comienzo del dolor de la neuralgia del trigémino y el diagnóstico real puede ser muy largo y difuso, sobre todo si el paciente se ha automedicado, de modo que lo más recomendable es no hacerlo y referirse a especialistas que den un seguimiento adecuado con recomendaciones y tratamientos apropiados para la neuralgia del trigémino.
Share on facebook
Share on pinterest
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp

¿Qué vas a aprender en este artículo?

La neuralgia del trigémino es un trastorno de dolor crónico que afecta el nervio trigémino, el cual es encargado de que se transmitan las sensaciones del rostro al cerebro. Ya que el dolor es intenso y punzante en muchas ocasiones se confunde con un dolor de muelas, un gran porcentaje de las personas diagnosticadas con neuralgia del trigémino tuvieron tratamientos dentales antes de llegar a su diagnóstico real, la molestia en la cara que puede describirse como un toque eléctrico de alto voltaje puede llegar a afectar toda la región maxilar, mandíbula y hasta el ojo, de manera que muchas personas suelen confundirlo con un dolor de muelas cuando en realidad es causado por el cruce vascular de la arteria cerebelosa superior con el nervio trigémino en la mayoría de los casos.

Dicha confusión es el motivo de que muchas personas que sufren el dolor de neuralgia del trigémino se automediquen con analgésicos para calmar lo que consideran es un dolor de muelas. La neuralgia del trigémino también puede asociarse a dolores de cabeza o cefaleas, provocados por el mismo dolor, sin embargo cuando las personas se automedican únicamente difuminan los síntomas reales haciendo más complicado el diagnóstico.

El tiempo que transcurre entre el comienzo del dolor de la neuralgia del trigémino y el diagnóstico real puede ser muy largo y difuso, sobre todo si el paciente se ha automedicado, de modo que lo más recomendable es no hacerlo para permitir la referencia a especialistas que den un seguimiento adecuado, que abarque tratamientos y recomendaciones apropiados para la neuralgia del trigémino.

La automedicación es la utilización de medicamentos por iniciativa propia sin ningún tipo de orientación médica. El diagnóstico de las enfermedades y la prescripción de medicamentos deben ser supervisados por un médico para que el tratamiento tenga un seguimiento adecuado.

Existen algunos medicamentos que pueden ser vendidos sin receta médica, y muchas personas los utilizan para tratar síntomas menores como son dolores, fiebres, acidez estomacal, resfriados, etc. La importancia de la automedicación responsable es estar atentos a que los síntomas no continúen por más que un pequeño periodo de tiempo, cuando los síntomas son recurrentes es necesario acudir al médico para que éste pueda brindar el acompañamiento adecuado respecto al padecimiento que se presente.

Riesgos por automedicación en casos de neuralgia del trigémino

Los medicamentos que se consumen por iniciativa propia suelen ser perjudiciales para la salud, por lo que es una práctica que no se recomienda, algunos de los riesgos que se corren al automedicarse son:

  • Toxicidad: efectos secundarios que se relacionan con reacciones adversas o intoxicaciones.
  • Inefectividad: ya que se toman medicamentos que no son adecuados, y no atienden a la problemática real.
  • Adicción: los medicamentos que se toman sin supervisión médica pueden causar dependencia.
  • Enmascaramiento del cuadro clínico: lo cual retrasa el diagnóstico y tratamientos oportunos.
  • Interacciones con otros medicamentos: en ocasiones se toman dos o más medicamentos que son contraindicados de manera que pueden afectar o cambiar el efecto que producen.
  • Resistencia a los medicamentos: el uso excesivo de algunos medicamentos puede provocar que posteriormente ya no sean igual de eficaces.

Cómo evitar los riesgos de la automedicación en casos de Neuralgia del trigémino

Los riesgos por automedicación se evitan de la siguiente manera:

  • No tomar medicamentos que no haya recetado un médico.
  • En caso de tomar medicamentos que no requieren receta médica se puede pedir recomendación al farmacéutico.
  • La duración de la automedicación con medicamentos que no requieren receta médica debe ser responsable de modo que se debe estar atentos al desarrollo de otros síntomas para consultar al médico si es necesario.
  • Es importante informar al médico acerca de todos los tratamientos que se hayan tomado, incluyendo suplementos alimenticios y vitaminas.
  • Conservar los envases de medicamentos ya que en el embalaje se encuentra la caducidad e información que puede ser importante acerca de ese medicamento.

Fuente:

https://elmedicointeractivo.com/dia-internacional-neuralgia-trigeminal/ https://www.riojasalud.es/servicios/farmacia/articulos/riesgos-de-la-automedicacion

¿Te resultó útil esta información?

Ayúdanos a compartirla para que llegue a las personas que pueda serle útil.

Puedes enviarla fácilmente a través de WhatsApp.

Recuerda que compartir información  es otra forma de ayudar.

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
¿Te gustó? Déjanos tus comentarios
¿Necesitas ayuda? Abrir Whatsapp