Migraña y neuralgia del trigémino. ¿Existe algún vínculo?

Los dolores faciales, de cabeza o cráneo, pertenecen al grupo de las algias craneofaciales, a pesar de que cada uno cuenta con sus propias características, en ocasiones pueden llegar a confundirse por la cercanía de localización, así como por el aturdimiento que puede causar un dolor agudo, sobre todo en padecimientos como la neuralgia del trigémino donde el dolor es tan insoportable que trae consigo afecciones secundarias que pueden desencadenar en otro tipo de cefaleas como la migraña.
Share on facebook
Share on pinterest
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp

¿Qué vas a aprender en este artículo?

Las algias creaneofaciales, es decir, los dolores de cabeza, cráneo y cara, pueden tener múltiples causas, son patologías recuentes que involucran las regiones sensitivas de los nervios craneales, incluido el nervio trigémino, así como el glosofaríngeo y el vago. El diagnóstico se puede completar mediante exploración clínica por parte de un equipo médico.

Estos dolores son frecuentemente asociados a las neuralgias de los nervios sensitivos que se han mencionado con anterioridad, aunque también en ocasiones se asocian a afecciones otorrinolaringológicas, oftalmológicas, bucales, entre otras. Por este motivo es de gran importancia conocer las áreas inervadas por los nervios craneales que se refieren a la sensación del cráneo, cara y cabeza en general; el nervio trigémino lleva toda la sensibilidad de la cara, parte del cuero cabelludo y las cavidades de la cara; mientras que los nervios glosofaríngeo y vago se encargan de la faringe, la cara posterior de la laringe y las cavidades del oído.

Para diagnosticar algias craneofaciales es necesario examinar primeramente la forma y presentación del dolor, sus características, desencadenantes, localización, intensidad, repercusión en las actividades cotidianas, duración del dolor, síntomas que acompañen, edad y sexo del paciente. De igual manera se recomienda un examen médico donde se estudie la sensibilidad facial así como realizar una otoscopia, una rinoscopia y una faringoscopia. Sin olvidar la importancia de realizar un examen neurológico del funcionamiento de los pares craneales.

A continuación se describen algunas de las algias (dolores de cara, cabeza y cráneo) que surgen con mayor frecuencia en los diagnósticos de éste tipo.

  • Neuralgia del trigémino: su principal causa es una compresión de la raíz del nervio trigémino por una arteria o vena y se caracteriza por un dolor facial de tipo eléctrico, severo y progresivo. A medida que pasa el tiempo las crisis de dolor son más frecuentes e intensas y tiene como principal factor desencadenante la palpación de la zona de las mejillas. El tratamiento inicial es a base de fármacos antiepilépticos, pero en la mayoría de los casos éstos dejan de funcionar luego de un tiempo, por lo que se recomienda un tratamiento quirúrgico.
  • Neuralgia de glosofaríngeo: provoca dolor lancinante de breve duración, pero de gran intensidad localizado en la lengua y amígdala, pudiéndose irradiar hasta el oído. Se asocia con carraspera en la garganta y tienen como principal factor desencadenante la deglución. Al igual que la neuralgia del trigémino, cuenta con tratamiento farmacológico y también quirúrgico.
  • Neuralgia occipital de Arnold: provoca un dolor punzante que se acompaña de movilidad cervical limitada, su principal factor desencadenante es la hiperextensión de la cabeza, y tiene como posibles causas la artritis inflamatoria, microtraumatismos o sobrecargas en las articulaciones, se puede confundir con cefalea o contractura cervical.

Dentro de las algias también se puede encontrar el grupo de las cefaleas, dentro del cual se incluye a las migrañas, padecimientos frecuentes que ocurren entre el 8 y 12% de la población, apareciendo con mayor medida en mujeres de entre 30 y 40 años. Las migrañas pueden ser de diferentes tipos y su tratamiento es fundamentalmente médico. Por otro lado, se pueden identificar las cefaleas tensionales que son igual de frecuentes que las migrañas, se trata de padecimientos episódicos que duran menos de 15 días en un mes, pero al superar esta duración durante al menos 6 meses se identifican como padecimiento crónico; para su tratamiento se recomiendan medidas higiénico-dietéticas así como fisioterapia. También se pueden encontrar otras afecciones como la cefalea en racimos, que requiere tratamiento por parte de un neurólogo.

Todos estos dolores faciales, de cabeza o cráneo, pertenecen al grupo de las algias craneofaciales, a pesar de que cada una cuenta con sus propias características, en ocasiones pueden llegar a confundirse por la cercanía de localización, así como por el aturdimiento que puede causar un dolor agudo. sobre todo en padecimientos como la neuralgia del trigémino donde el dolor es tan insoportable que trae consigo afecciones secundarias que pueden desencadenar en otro tipo de cefaleas como la migraña.

Neurología segura es una clínica neurológica ampliamente reconocida en la República mexicana y Latinoamérica, cuenta con más de 19 años de experiencia en el alivio del dolor de la Neuralgia del trigémino; para recibir su atención es necesario comunicarse al 559 107 5117 o al 558 033 9946.

Fuente:

https://seorl.net/dolores-cabeza-cara/

¿Te resultó útil esta información?

Ayúdanos a compartirla para que llegue a las personas que pueda serle útil.

Puedes enviarla fácilmente a través de WhatsApp.

Recuerda que compartir información  es otra forma de ayudar.

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
¿Te gustó? Déjanos tus comentarios
¿Necesitas ayuda? Abrir Whatsapp